10 PASOS PARA DESARROLLAR LA LEARNING AGILITY

En esta ocasión os introducimos un nuevo tema llamado Learning Agility, en español Agilidad de Aprendizaje. Es una aptitud de los/las empleados/as con alto potencial y el cual se detecta con mayor facilidad en contextos en los que las empresas experimentan cambios internos acelerados y se ven envueltas en entornos dinámicos, complejos e inciertos.


El Contexto


A día de hoy puedes ser una persona con un gran cargo o imprescindible en la organización, pero el entorno VUCA en el que vivimos puede hacer que tu trabajo actual caiga en el olvido en unos años y eso nos hace requerir de una alta capacidad de adaptación.


Las tecnologías, la inteligencia artificial en nuestras vidas y el mundo globalizado en el que vivimos, hacen cada vez más necesario que el talento de nuestras organizaciones y nosotros como profesionales estemos en constante actualización.

Durante estos últimos años ha dejado de tener tanta importancia una buena titulación o los años de experiencia en un puesto en concreto, en cambio se ha comenzado a valorar a las personas capaces de adquirir conocimientos de forma ágil y continua, con habilidad de adaptación, camaleónicas y flexibles. Más que nunca en la historia, vivimos en un contexto donde tenemos que ser capaces de aprender de forma ágil y aprender a usar nuevas herramientas, metodologías y tecnologías.


¿Qué es Learning Agility?


Los investigadores Michael M. Lombardo y Robert W. Eichinger definieron en su investigación este término como “la voluntad y la capacidad de aprender de la experiencia, y posteriormente aplicar ese aprendizaje para tener éxito en condiciones nuevas o en situaciones enfrentadas por primera vez”.


Los investigadores remarcaban que los/las personas con esta aptitud se caracterizan por aprender de las buenas y malas prácticas de las experiencias vividas para después implementar o no esos conocimientos en otras situaciones. Los/las trabajadores/as con una alta agilidad de aprendizaje buscan continuamente nuevos retos, se auto-evaluan, son auto-exigentes, valoran sus experiencias y sacan conclusiones de sus trabajos.


La Learning Agility es una aptitud que muestra la capacidad de formarse de forma rápida, constante y adaptada al contexto. Un perfil con esta facultad saber que hacer y como hacer cada acción, dando una respuesta adecuada y trabajando de forma constante.


Según la investigación mencionada anteriormente de los coautores Lombardo & Eichinger, lo que diferencia a un perfil de alto potencial del resto de personas es su capacidad de formarse de manera ágil. Es decir, la proactividad en el aprendizaje, la identificación de oportunidades para seguir creciendo o las ganas de tener nuevos retos para probarse y aprender nuevas habilidades. Son personas con ganas de vivir nuevas experiencias, abiertos a nuevas ideas, personas, entornos y con ganas de aprender de manera colaborativa (crowdlearning) y de todo.


¿Cómo puedo detectar a una persona con agilidad de aprendizaje?


Lombardo & Eichinger definen 5 capacidades diferenciadoras en las personas con Learning Agility: Agilidad mental, consciencia sobre las fortalezas y debilidades, saber detectar personas clave en el desarrollo, agilidad para el cambio y agilidad para estar enfocado en los resultados.


Agilidad mental:


Capacidad para procesar información de forma rápida (captar, elaborar, almacenar, aplicar, recoger), saber entender e interpretar adecuadamente las claves de cada nuevo entorno, situación, o persona. Percibir con claridad y rapidez los aspectos críticos, las oportunidades, las amenazas, las señales débiles, los patrones, la información relevante y la que no lo es.


Para Lombardo y Eichinger, el pensamiento crítico forma parte de las características de las personas con agilidad mental. Se trata de una habilidad que permite analizar los problemas desde distintas perspectivas y establecer conexiones entre ellas, para dar respuestas más sabias.


Capacidad para detectar a las «personas clave»:

Saber que personas nos pueden ayudar en nuestro desarrollo, en momentos críticos, a visibilizarnos, a recomendarnos, a impulsar nuestra carrera. Saber a quién acudir en cada momento y como desarrollar alianzas estratégicas para nuestro Talento.

Según Lombardo y Eichinger, las personas con esta capacidad obtienen los resultados a través de la creación y participación en equipos, percibiendo claramente la posición que deben ocupar en el equipo, ya sea para colaborar o para competir.


Agilidad para el cambio:

Capacidad para detectar anticipadamente las señales del cambio y desarrollar las acciones necesarias para adaptarse a él con eficacia. Suelen ser personas que se arriesgan, incluso que provocan los cambios y se sienten cómodos con ello.


Agilidad para estar enfocados a resultados:

Capacidad para tener claros los objetivos y las prioridades, y mantenerse enfocados en ellos para obtener los resultados deseados. Este tipo de habilidad nos ayuda a evitar las distracciones, perseguir varios objetivos a la vez, o cambiar de objetivos de forma continua.


Consciencia de las fortalezas y debilidades:

Una capacidad que implica un buen nivel de autoconocimiento en cuanto a los puntos fuertes y los débiles, y cómo aprovechar y potenciar los críticos, y compensar los vulnerables. Una alta capacidad de autocrítica y una búsqueda continua de feedback y auto-feedback, se autoanalizan con humildad y rigor. Todo ello les permite mantener un buen nivel de auto-eficacia.

Basándonos en los estudios citados de Lombardo y Eichinger, los rasgos principales que identifican a las personas con una alta agilidad en el aprendizaje son:

  • Buscan nuevas experiencias y situaciones de las que aprender.

  • Disfrutan con los problemas complejos y nuevos, y con los retos asociados a las nuevas experiencias.

  • Sacan más provecho de las experiencias, ya que siempre les buscan sentido, incluso si son negativas.

  • Les motiva estar constantemente retándose para aprender nuevas habilidades, poder desarrollar nuevos roles y de esta forma tener un mayor abanico de habilidades, estilos y comportamientos.

  • La diversidad y las diferentes mentalidades les parecen interesantes, ya que consideran que pueden aprender más de ella que de la igualdad.

  • Generan grupos o equipos de trabajo donde participar en pro de adquirir más conocimiento. Si de esos grupos no sacan un mayor conocimiento lo pueden ver como una perdida de tiempo.

  • Entienden que su comportamiento en un instrumento clave para su propio crecimiento. Si es necesario cambiaran sus acciones, sin que afecte a sus valores.

¿Cómo puedes desarrollarlo?

  1. Desarrollar la mentalidad: su desarrollo tiene gran importancia, ya que nos permite aceptar los desafíos y desarrollarnos constantemente. Implica mantener el optimismo a través de la ambigüedad, mantener la creencia de que juntos podemos encontrar soluciones al caos y mantener una mente de principiante que explora situaciones y problemas sin prejuicios.

  2. Aprender menos información: Es importante utilizar herramientas tecnológicas, como el uso de aplicaciones, que nos proporcionen un apoyo justo a tiempo, permitiéndonos lograr más mientras aprendemos menos mientras nos mantenemos informados constantemente. Reducir la carga cognitiva nos ayuda a tener pensamiento más profundo.

  3. Aprender más modelos mentales: Los modelos mentales son marcos conceptuales que nos ayudan a entender y actuar en el mundo; actúan como atajos, permitiéndonos entender y relacionarnos rápidamente con el mundo.

  4. Ser consciente del inconsciente: La sabiduría tácita se refiere a la tolerancia, los pensamientos y las materias que hemos absorbido, principalmente a través de la experiencia, que no pueden ser fácilmente puestas en palabras. Ser conscientes de nuestros prejuicios y saber cuándo acoger un “pensamiento objetivo” para tener una visión más abierta.

  5. Aprender a desaprender: Hablando de sesgos, uno de los grandes es el de confirmación o la tendencia a hallar e interpretar información que fortalecen nuestras creencias actuales. Dejar ir modelos mentales profundamente arraigados es uno de los aspectos más desafiantes de la agilidad de aprendizaje.

  6. Práctica dirigida: Con el fin de no cometer los mismos errores que en el pasado, la práctica deliberada incluye la búsqueda de feedback de los expertos para identificar y ejercitar nuestros puntos débiles en relación con nuestras metas.

  7. Trabajar en voz alta: Tener una extensa red de colaboradores extiende y desarrolla nuestra capacidad. En el mundo actual, “saber quién” y la capacidad de recurrir a diversas redes de apoyo, es una estrategia muy lógica. Esta técnica implica compartir nuestro trabajo, contribuir en el de los demás, y desarrollar relaciones de colaboración como resultado.

  8. Estira y falla rápido: Trabajar en contextos VUCA requiere ciclos de exploración, pruebas y aprendizaje. Esto incluye la creación rápida de prototipos para poner a prueba rápidamente las asunciones y entender a nuestro cliente potencial, situación y/o desafío. Es necesario saber que el fracaso es parte del viaje, ya que nos esta forma de ser nos sacará de la zona de confort para acelerar nuestro aprendizaje e impacto.

  9. Encajar los hábitos reflexivos: 3 elementos para generar el hábito: señal, rutina y recompensa. Aprovechar tales principios de comportamiento son cruciales para integrar el cambio porque sabemos que la motivación generalmente no dura. Elegir señales para generar momentos de reflexión nos dará el tiempo y el espacio para aprender mejor de los errores, cambiar la mentalidad y las experiencias ambiguas para desarrollar y combinar modelos mentales.

  10. Cuestiónate de forma constante y provocadora.

  • ¿Qué he hecho?

  • ¿Qué resultados he obtenido con lo que he hecho?

  • ¿Cómo de cerca están los resultados obtenidos con los esperados?

  • ¿Qué he tenido que enfrentar o superar?

  • ¿Cómo lo he hecho?

  • ¿Qué he aprendido?

  • ¿Qué me está impidiendo avanzar?

  • ¿Cómo puedo superarlo?

  • ¿Qué me está funcionado bien?

En la actualidad se está empezando a considerar la agilidad en el aprendizaje una aptitud predictora del éxito del futuro de una persona. Ha llegado un momento en el que el rendimiento presente, la inteligencia actual, el nivel competencial o las habilidades técnicas está perdiendo la relevancia que antes tenían. La Learning Agility tienen cada vez más peso en los procesos de selección, ya que es una forma de encontrar a un perfil con alto potencial.


11 vistas0 comentarios