• David Larrinaga Ortiz

12 PAUTAS PARA MANTENER UNA BUENA COMUNICACIÓN CON TUS COMPAÑEROS/AS TELETRABAJANDO

Actualizado: jul 20

El teletrabajo nos ha traído muchos beneficios a las personas como mayor flexibilidad, mejor conciliación, ahorro de tiempo… Sin embargo, esta manera de trabajar también conlleva diferentes complicaciones de las que tenemos que ser conscientes e intentar afrontar lo mejor posible.



Desde Capterra se ha realizado un estudio para conocer cuales son los principales problemas a los que se enfrentan los equipos que teletrabajan. Entre estos, se destacan la dificultad de las personas de concentrarse y ser productivos, y por otro lado, la complicación de mantener una buena comunicación con los miembros del equipo.



En este artículo indagaremos más sobre esta segunda problemática que se ha detectado y os daremos pautas para poder mantener una buena comunicación con vuestros/as compañeros/as de trabajo, ya que esto puede traer varios beneficios muy interesantes:

  • Evita conflictos: A través de una buena comunicación podemos evitar malentendidos y conflictos tanto con compañeros/as o con los responsables.

  • Genera buen ambiente laboral: Tener una buena comunicación mejora las relaciones y genera un ambiente de confianza y donde se trabaja a gusto.

  • Aumenta la productividad: Cuando sabemos qué canales tenemos de comunicación y con quien podemos hablar dependiendo del momento evitamos malgastar nuestro tiempo y aumentamos la productividad.

  • Facilita la conciliación y la flexibilidad: Al poder coordinarnos con nuestros compañeros/as podemos coordinar mejor nuestros horarios, lo que ayudará a tener una mejor conciliación laboral y personal.

Es muy importante que durante el proceso de comunicación, profundicemos desde la empresa en cuales son las herramientas que mejor se adaptan a nuestros equipos de trabajo, ya que si los/as empleados/as entienden cuáles son las razones que sustentan los nuevos proceso de la empresa, estarán mucho más dispuestos/as a seguirlos. De esta manera, será más sencillo afrontar los retos de comunicación interna que supone el teletrabajo. Para ello, os proponemos las siguientes 12 pautas:


1. La comunicación es prioridad

Todos los miembros del equipo tienen que ser conscientes de que teletrabajar les beneficia a todos/as pero que hay que realizar un esfuerzo extra a la hora de comunicar. Esto no es sólo una tarea de los responsables o de RRHH, todas las personas tiene que poner de su parte para facilitar la comunicación.


2. Concretar canales de comunicación

Para mantener una buena comunicación a distancia, sin duda, se deben de establecer canales que faciliten la comunicación y que tengan objetivos claros. Todos/as tienen que tener acceso a los demás para poder ponerse en contacto con la persona que quieran a través de un protocolo definido que aclare cuál es el mejor medio para cada caso. Por ejemplo, se puede hacer uso de herramientas como Slack o Teams para comunicarse directamente con una persona, o email para enviar mensajes informativos. Sea cual sea el canal que se decida en vuestra empresa, todos/as deben de conocer para qué sirve cada uno.


3. Se proactivo

No importa cómo te comuniques con tu equipo, ser proactivo/a es una de las mejores habilidades de comunicación para un trabajador remoto. La comunicación proactiva puede ser tan sencilla como poner al día a tu jefe sobre un proyecto en el que estás trabajando o incluso avisar a tus compañeros/as de que estarás fuera de la oficina la próxima semana.


4. Piensa antes de escribir

Aunque tu empresa utilice frecuentemente el vídeo o las llamadas telefónicas en un equipo distribuido, es probable que gran parte de las interacciones de tu equipo sean por escrito.


Esto te da la oportunidad de pensar en lo que vas a decir y cómo lo vas a decir. Puedes organizar tus pensamientos y editar tus comunicaciones, y tomarte todo el tiempo que necesites para formular tu respuesta. Dicho esto, ten especialmente en cuenta el tono de tus correos electrónicos. Dado que la comunicación escrita puede sacarse de contexto, deberás tener cuidado de no parecer demasiado agresivo/a o, por el contrario, demasiado vago/a.


5. Asume que la gente tiene buenas intenciones

Uno de los retos que pueden encontrar los trabajadores/as remotos es la falta de interacción cara a cara. Aunque se puede establecer una relación con los compañeros/as de equipo y conocerlos independientemente de dónde se encuentren, cuando la mayoría de las comunicaciones son escritas o asíncronas, puede haber ocasiones en las que se lea en el mensaje más de lo que realmente hay.


El tono desenfadado y el sarcasmo no siempre se perciben en un correo electrónico. Por eso, hay que suponer siempre que el remitente tiene buenas intenciones. En caso de duda, tómate todo el tiempo que necesites para confirmar que has entendido bien todo lo que se dice.


A la inversa, intenta tener lo mismo en mente cuando envíes tus comunicaciones. Considera la posibilidad de añadir emojis para ayudar a transmitir tu tontería o tu humor poco convencional.



6. Se claro, coherente y conciso

Sea cual sea la forma de comunicar, no te equivocarás si te sigues las 3 Cs: Se claro, coherente y conciso.


Las comunicaciones claras son sencillas y se ciñen a los hechos. La coherencia significa que la gente sabe cómo y cuándo te vas a comunicar y qué tipo de mensajes vas a proporcionar (¿usas casi siempre el correo electrónico o la mensajería instantánea?). Y las comunicaciones concisas son breves y van al grano rápidamente.


Para ayudarte a cumplir las tres Cs cuando te comuniques como trabajador/a a distancia, intenta tener en cuenta estas cosas cuando elabores tu mensaje:


Proporcione la cantidad adecuada de contexto.

¿Qué necesitas?

¿Qué recomiendas (si es el caso)?

Enlaza con información importante relacionada con el asunto


7. Promueve el cara a cara

Las herramientas tecnológicas facilitan mucho la comunicación, sin embargo, está demostrado que el cara a cara ayuda mucho a transmitir el mensaje que de verdad quieres. Existe una fórmula conocida que afirma que el 55% de nuestra comunicación es lenguaje corporal, el 38% es a través del tono de la voz y que solamente el 7% es contenido puramente verbal. Cuando tienes a alguien frente a ti es más fácil dedicarle toda tu atención, notar señales no verbales y crear un vínculo por medio de experiencias compartidas. Es por ello que siempre que podáis os recomendamos realizar videollamadas.


8. No abandones las reuniones en persona

Las videollamadas funcionan muy bien y son muy útiles pero poder realizar una reunión semanal en persona puede ayudar mucho a seguir teniendo buen ambiente y tener espacios un poco más informales, que son realmente los que consiguen que se genere un buen ambiente laboral.


9. Dentro de las reuniones reserva algo de tiempo para conversaciones informales

Si no es posible reunirse en persona, intenta reservar parte de las reuniones en remoto para conversaciones más informales. Os recomendamos hacerlo antes de comenzar la reunión o antes de finalizar, para diferenciar el momento de trabajo y el de desconexión.


10. Dinámicas de actualización

Existen casos de empresas que reservan varias horas al mes para realizar reuniones virtuales en las que se analizan las dinámicas de trabajo y el estado de los proyectos. De forma desenfadada, cada miembro del equipo explica a los demás en qué ha estado trabajando, qué problemas se ha encontrado, cuenta alguna anécdota y comparte qué ha aprendido o qué necesidades detecta.


11. Comparte tu horario de trabajo y respeta el de tus compañeros/as

Una de las grandes ventajas del teletrabajo es la flexibilidad que proporciona a las personas, sin embargo, esto puede generar problemas a la hora de interactuar entre compañeros/as, ya que tu horario puede no ser el de los demás. Para ello, os recomendamos tener un calendario compartido, donde podáis ver cuándo están trabajando los miembros del equipo, para de esta manera respetar el horario de los demás y facilitar la desconexión del trabajo.


12. Promueve la cooperación

Que cada miembro del equipo trabaje de manera aislada en tareas concretas puede ser peligroso, ya que existe la posibilidad de generar un sentimiento de desconexión del equipo y soledad. Es recomendable diseñar tareas en las que deban de participar varios miembros, ya que esto fomentará la comunicación entre compañeros/as. Cambiar los miembros en cada tarea da la oportunidad de trabajar con todos/as, y de esta manera, ser consciente del estado de los proyectos.


Como habéis podido leer, muchas de las pautas que os proponemos no son nada complicadas de llevar a cabo, a través de una actitud positiva y participativa se puede conseguir mantener una buena comunicación con tus compañeros/as de trabajo consiguiendo así tener un buen ambiente laboral.


13 vistas0 comentarios