3 FORMAS DE MEJORAR LA COMUNICACIÓN INTERNA

¿Tenías idea de que un 15% de las pérdidas generadas en una empresa se puede evitar entre otras acciones realizando cambios en las comunicación interna? Claro está, sin olvidarnos de que el cliente mejoraría su productividad, eficiencia y compromiso hacia la empresa. Es por eso que aquí os dejamos 3 formas innovadoras de mejorar la comunicación interna de vuestras empresas. Aprovecharlas para aplicar nuestras propuestas y dar un giro 180º a vuestra comunicación.




1. SACA TU ESPÍRITU MAS CINEASTA


A pesar de que nos parezca una forma de comunicar que nos va a llevar mucho trabajo es una gran forma de mejorar la comunicación interna debido a que los propios vídeos generar una retención (engagement) y compromiso que otros formatos de comunicación no generan debido a que somos seres audiovisuales. Es un ejemplo muy claro la diferencia que hay entre comunicar mediante un vídeo o un mensaje de texto.


Ciertos estudios nos informan de que los vídeos generan un 95% más de retención que los textos, los cuales alcanzan un 11%. Es más, nuestra memoria retiene mejor la información mediante imágenes y sobre todo aquellas más impactantes. Es por eso que nos es más fácil acordarnos de momentos como la primera vez que conducimos un coche que de lo que hemos comido hace un mes.


Ejemplos de uso:


- Un vídeo quincenal con los eventos o noticias más destacadas de la empresa.

- Vídeos mensuales dando reconocimiento a los empleados que más han destacado.


2. PROMUEVE UNA CULTURA DE FEEDBACK CONSTANTE


Los empleados necesitan feedback para rendir correctamente y para mejorar la comunicación interna: Si no los valoramos cuando hacen las cosas bien, acabarán haciendo las cosas de forma mediocre. Si no trabajamos para decirles los puntos fuertes y a mejorar al empleado, jamás se darán cuenta de la situación en la que están. ¡Incluso podemos estar dejando escapar el talento! El 79% de los empleados que abandonan una empresa lo hacen por falta de reconocimiento.



Se trata de uno de los pilares básicos: Darle feedback a los empleados. De hecho, el feedback puede gustarnos tanto que nos terminar enganchando y llegar a motivar al empleado para trabajar más y mejor, aumentando la productividad y la eficiencia. Estamos muy acostumbrados a ver solo los puntos a mejorar, los negativos y los que no nos sacan una sonrisa. Démosle la vuelta a este hábito y miremos las acciones positivas también, premiándose si es preciso. Si no lo hacemos, la plantilla se desmotiva y rendirá peor.


El problema del feedback es que aunque nos sepamos la teoría, no la aplicamos. Generalmente no la aplicamos por falta de tiempo, no porque seamos villanos sin corazón que no queremos reconocer el buen trabajo de nuestros empleados. El día a día nos come y dar feedback no está entre nuestras primeras prioridades, porque no no van a despedir por no dar feedback pero sí nos podemos meter en un buen lío si no entregamos ese informe antes del viernes. Pero que no tengamos tiempo no significa que la falta de feedback no vaya a tener resultados desastrosos. Por eso puedes contar con herramientas que automaticen esta tarea lo máximo posible.


3. MARCAR DE FORMA CLARA LOS OBJETIVOS Y DARLES UN SEGUIMIENTO


Seamos claros, si queremos mejorar la comunicación interna debemos evitar los malentendidos. Es común que los propios empleados desconocen siquiera qué es lo que se espera de ellos, que es lo que deben hacer, y qué es lo que realmente importa hacer en ese momento. Es más, si no se ejecuta un seguimiento semanal, quincenal o mensual, no sabremos si los objetivos se van cumpliendo, ni su efectividad. Datos básicos que necesitamos para pivotar y cambiar la estrategia de forma rápida si es preciso.


¿Sabes la principal razón por la que somos tan efectivos mientras jugamos a vídeojuegos?



Según expertos, en este tipo de situaciones nuestra eficiencia es mayor dado que sabemos claramente cuales son nuestros objetivos que nos llevarán a ganar.. Además, en estos videojuegos existen sistemas de medición constante para saber en qué punto de la partida te encuentras. Lo mismo pasa con los juegos de mesa ¿Cuándo juegas a las cartas echas las cartas aleatoriamente? ¿o tu movimiento va enfocado a un fin? ¡Correcto! Cada movimiento tiene una razón de ser para que termines ganando la partida. Exactamente lo mismo ocurre en las empresas. Es por eso que esas dinámicas debería comenzar a aplicarse en las empresas. Es más, existen ciertas empresas que ya han comenzado a implementar este modelo de trabajo convirtiendo el día a día del empleado en un juego.


Aquí podéis leer un caso de éxito de una empresa que transformó su programa de comunicación interna en un videojuego al más puro estilo Candy Crush. Y otro caso de éxito de cómo este ecommerce motivó a los empleados a preocuparse por su mejora continua y por fomentar los valores de empresa con la herramienta Zeppelean.


Estas son 3 sencillas formas de mejorar la comunicación interna de vuestra empresa, pero existen muchas más. Todo empieza por empezar a aplicar pequeños cambios de dinámicas dentro de la organización y el resto de resultados vendrán solos.


Iñigo Matesanz

16 vistas

Atracción y retención de talento

  • White LinkedIn Icon
  • Twitter Icono blanco

©2023 by Bilva. 

Diagnóstico

Diseño de soluciones

Implementación

Beneficios