• David Larrinaga Ortiz

8 CONSEJOS PARA VOLVER A LA RUTINA

Actualizado: ene 22

Después de meses de trabajo llegan esas merecidas vacaciones de Navidad donde tenemos unos días para estar con la familia, disfruta del tiempo libre y desconectar del trabajo. Las vacaciones son nuestra recompensa por un trabajo, es la manera que tenemos de disfrutar de aquello realmente nos gusta. Pero estas vacaciones se pasan muy rápido y tenemos que volver a la rutina. Hay 2 características principales que hacen que nos cueste tanto recuperar la rutina de trabajo. La primera es que se pierde la noción del tiempo, en otras palabras, el tiempo “vuela” cuando te lo pasas bien y la segunda, es que nos acostumbramos muy rápido a la buena vida.


Estamos acostumbrados a organizar nuestra vida en torno a una serie de hábitos que se repiten continuamente construyendo nuestro estilo de vida. Dentro de estos hábitos se encuentran la hora en la que nos despertamos, los horarios de comidas, prácticas laborales… Dentro de este contexto las Navidades son un momento de ruptura con esta repetición de hábitos que se experimenta como un momento de libertad y disfrute. El reto aparece cuando este periodo de vacaciones finalizan y tenemos que retomar los horarios y las actividades con motivación y energía.

Esta vuelta de vacaciones afecta de manera distinta a cada persona. Si te gusta el trabajo que realizas seguramente no tengas tanto problema en volverte a adaptar, pero este no es el caso de mucha gente. Volver al trabajo después de vacaciones supone cada vez más un motivo de visita al médico por lo síntomas que presenta el síndrome post-vacacional. Las principales clasificaciones internacionales no han aceptado este síndrome como una enfermedad, pero se le está dando cada vez mayor importancia. Para algunos autores es simplemente una situación transitoria pero puede llegar a generar falta de sueño y de concentración, irritabilidad, tristeza, ansiedad, dolores musculares y falta de apetito. Desde Bilva os damos 8 consejos para que esta vuelta a la rutina se haga lo más amena posible.


1.Tómate un periodo de adaptación


La planificación y organización son claves para volver a la normalidad. Unos días antes de reincorporarte al trabajo es recomendable retomar los horarios de forma gradual para que el cambio no sea tan drástico y no se te haga tan difícil el primer día de trabajo.


2.Llega más temprano a la oficina


Después de vacaciones es lo último que piensas, llegar antes de la hora a la oficina. Sin embargo, esto puede tener muchas ventajas, como evitar atascos, no agobiarte por tener que ir con prisa, reincorporarte en un ambiente más relajado y tranquilo… Esto te permitirá poner las cosas en orden e incluso tomar un café relajado.


3. Reencuéntrate con el equipo de trabajo


Los primeros días después de las vacaciones son ideales para conversas, compartir experiencias que has tenido, y enterarte de lo que ha ocurrido durante tu ausencia. Sin quitarle tiempo a tus horas productivas, piensa en almorzar con tus compañeros y organizar una breve salida después de la jornada. Además de hacer mas ameno el regreso a tu trabajo, genera un ambiente positivo en el clima de la organización.


4. Planifica tus actividades de ocio que vas a realizar durante este nuevo periodo laboral


Recuerda que el año tiene 365 días. Es importante que tengas claro que volver a la rutina no significa no disfrutar de actividades que te gustan. Programar descansos y momentos que nos mantengan ilusionados y motivados mejora nuestro rendimiento en el trabajo. Por ejemplo, hacer deporte, tener encuentros con amistades y familiares, paseos para desconectar…


5. Reduce y se flexible con tu agenda


Es importante nada más reincorporarte de vacaciones, volver a poner orden en tu agenda. De normal, es importante llegar una planificación estricta (sabiendo que puede haber imprevistos), pero a la hora de volver a la rutina tras las vacaciones te recomienda adoptar otro punto de vista.


Tendrás que volver a colocar todas tus obligaciones de nuevo, tareas semanales y otros asuntos. Todo esto va a venirte de golpe y sin pensar. Esto son agobia mucho y hace que tiremos la agenda al rincón. Es por esto, que te recomiendo que dejes espacios libres durante el dia, que no intentes planificar cada hora del día y de la semana. Empieza poco a poco, hasta que pasen un par de semanas y vuelvas a la rutina.


Por otro lado, tienes que ser flexible con la agenda. Pueden aparecer imprevistos que ahora, con mente vacía de las vacaciones, se e olviden y las recuerdes demasiado tarde.


Tu mismo te darás cuenta de cuando estés listo de nuevo para organizar todas tus tareas como las tenías antes. Tiempo al tiempo.


6.Retoma tus horas de sueño saludable


Este es un hábito saludable fundamental. Deberías darle mucha prioridad a tu descanso. Si no estás al 100%, ¿cómo pretendes star al mismo nivel para los demás?

En un periodo vacacional es muy común quedarse despierto hasta altas horas de la noche, y despertarse tarde. Sin embargo, ahora toca poner de nuevo la alarma e ir a trabajar durante horas. Para estar lo más productivo posible necesitamos estar descansados. Te recomiendo empezar por el final de día. Métete antes a la cama, cena ligero, evita pantallas luminosas a últimas horas del día…

Por otro lado, adquiere el hábito de madrugar para volver a poner en orden tu rutina matinal. Como hemos comentado antes, hazlo de forma progresiva, ve adelantando la hora del despertador, sin grandes saltos. Tu cuerpo te lo agradecerá.


Además, intenta aprovechar cada mañana al máximo con actividades que te beneficien a ti: hacer ejercicio, planificar el día, leer tranquilamente, ect.


7. Organiza tu correo con cabeza


Nada más volver al trabajo tendremos cientos de mensajes en el correo electrónico que esperan ser respondidos. Lo primero que te recomiendo es asumir que no todos requieren una respuesta inmediata y otros tantos podrán considerarse como mensajes no deseados.


Siguiendo esta lógica, el siguiente paso es priorizar los mensajes. De esta manera, vete respondiendo cada día los mensajes más urgentes y termina con los menos relevantes.


8. Busca nuevos proyectos que te ilusionen y motiven


Si durante las vacaciones estuviste pensando en nuevo retos y metas, la vuelta al trabajo es un excelente momento para dar el primer paso. Al volver al trabajo, podrás aprovechar el descanso para encontrar la motivación que necesitas para hacer algún curso u otro tipo de especialización que te hayas propuesto. Esto nos hará volver mas motivados y con más ganas de trabajar.


Esperemos que estos consejos os ayuden a volver con energía y motivación al trabajo y no tengáis que pasar por el cada vez más conocido periodo post-vacacional.

10 vistas

Atracción y retención de talento

  • White LinkedIn Icon
  • Twitter Icono blanco

©2023 by Bilva. 

Diagnóstico

Diseño de soluciones

Implementación

Beneficios