Análisis DAFO

El análisis FODA también conocido como DAFO en español (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y oportunidades), es una herramienta que puede ser de mucha utilidad para los departamentos de RRHH o personas a la hora de crear planes estratégicos para la carrera profesional de las personas. Dicha herramienta nos ayudará a conocer las fortalezas y debilidades de las personas de nuestra empresa, así cómo a identificar las amenazas y oportunidades para su carrera profesional. La clave para poder completar el análisis DAFO de manera correcta es tratar la carrera profesional como un negocio y al trabajador/a como un producto competitivo. Esto nos ayudará a sacarle el mayor provecho a la herramienta.


El objetivo principal del DAFO es evaluar el presente y futuro de la carrera profesional de las personas. Si se realiza conjuntamente desde el departamento de RRHH/personas con el trabajador/a podréis conseguir un análisis muy completo que os ayudará a plantear los siguientes pasos para el desarrollo profesional de la persona.


Al ser un análisis basado en las fortalezas y debilidades, obtendréis información precisa para tomar decisiones. De esta manera, podréis ver un incremento de productividad, así como mejora de la imagen laboral y profesional del trabajador/a.


Para completar un análisis DAFO para el desarrollo profesional de una persona tendremos que ir respondiendo conjuntamente a los siguientes puntos:





1. Determina tus fortalezas


Todas las personas destacamos en una habilidad en concreto, pero se requiere de un autoconocimiento para identificarlas correctamente y desarrollarlas de la mejor manera posible.

Es importante a la hora de diseñar un plan de carrera potenciar las cualidades de una persona, para de esta manera poder potenciar sus habilidades y nos aporte algo diferencial a la empresa.

Para ello, vemos interesante que respondáis conjuntamente las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son las tareas que mejor hace?

  • ¿En qué destaca dicha persona frente a su equipo?

  • ¿Cuáles son sus talentos innatos?

  • ¿De qué ventajas dispone? (Grado de estudios, certificaciones, premios, contactos..)

  • ¿Qué actividades disfruta más?

  • ¿En qué tareas sobresale de los demás?

2. Reconoce tus debilidades


Este es un apartado complicado, ya que a nadie le gusta reconocer qué cosas hace mal. Es por esto, que en este punto la persona de RRHH tiene un papel fundamental, ya que debe de ayudarle a la otra persona a detectar dichas debilidades pero expresándolo de una manera constructiva. De esta manera, conocerás qué puntos debe de trabajar para ser mejor profesional.

Las siguientes preguntas os pueden ayudar a detectalas:

  • ¿En qué falla más que el resto de su equipo?

  • ¿Cuáles son sus hábitos que queréis erradicar?

  • ¿Cuáles son sus rasgos de personalidad negativos?

  • ¿En qué áreas puede mejorar? (Educación, entretenimiento, habilidades y conocimiento)

  • ¿Cuáles son las debilidades que señalan sus compañeros/as de trabajo o responsables?

  • ¿Qué tareas evita hacer por no sentirse confiado/a o porque no le agrada realizarlas?

3. Identifica tus oportunidades


Toda persona que esté dispuesta a evolucionar y crecer tendrá oportunidades para realizarlo. Conocer los factores externos y las tendencias de crecimiento será vital para utilizarlas a su favor.

Para detectar dichas oportunidades guiaros con las siguientes preguntas:

  • ¿Qué carreras, campos e industrias relacionadas con la persona están en crecimiento acelerado?

  • ¿Qué nueva tecnología e innovación puede beneficiar su carrera?

  • ¿Vuestra industria crece actualmente o tiene mayor oportunidad en otra industria?

  • ¿Hay algún vacío en el mercado que pueda llenar?

  • ¿Qué contactos le beneficiaría tener?

4. Reconoce las amenazas


Las amenazas son un elemento externo que no podemos controlar, sin embargo sí podemos detectarlas y tomar decisiones de forma proactiva. Lo más importante es reconocer las amenazas y manejarlas con eficiencia y calma. Para ello responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué obstaculiza su progreso laboral?

  • ¿Qué factores externos afectan a sus objetivos?

  • ¿Los cambios tecnológicos perjudican su situación actual?

  • ¿Cuál es el perfil de los colegas que compiten por el mismo puesto que esta persona?

5. Realiza un seguimiento y evalúa tus resultados


Podéis emparejar las categorías de fortalezas y oportunidades para detectar cómo podéis aprovechar los puntos fuertes para crecer más rápidamente. Además, comparar las debilidades con las amenazas os marcará una ruta de área o habilidades en las que deberéis de trabajar para mejorar.

Una vez hayáis realizado el análisis DAFO márcate conjuntamente con el departamento de RRHH o personas unos pasos a seguir y establecer una fecha para volver a revisarlos, ya que de esta manera podremos ir midiendo el progreso.

Para seleccionar qué competencias se quieren trabajar os recomendamos la herramienta “stop-start-continue”. Dicha herramienta se centra en trabajar 2-3 competencias al año, que podremos ordenar de la siguiente manera:

  • Stop: Dejar de realizar un hábito que no haces correctamente (una debilidad que hayamos detectado)

  • Start: Comenzar a realizar una actividad que nos ayude a aprovechar una nueva oportunidad o protegernos de una amenaza

  • Continue: Para reforzar los puntos positivos y no sólo centrarnos en los aspectos a mejorar, también es importante destacar una fortaleza y reforzarla para seguir trabajandola igual de bien o mejor.

Como veis esta herramienta puede sernos de mucha utilidad a la hora de diseñar los planes de carrera de las personas de nuestra empresa, pero siempre que le demos seguimiento y lo revisemos mínimo 2 veces al año.


17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo