CONOCE EL VALOR QUE TIENE UN BUEN LIDERAZGO EN TU EMPRESA

Actualizado: jul 21

“La tarea de un buen líder es la de llevar a la gente desde donde están hasta donde nunca han estado”- Henry A. Kissinger

Henry Kissinger fue sin lugar a duda una de las personas más influyentes en la política internacional durante la segunda mitad del siglo XX, mientras trabajó bajo la dirección de Gerald Ford y Richard Nixon.

Gracias a la frase citada, este reconocido personaje sacó a relucir un concepto que se le debe atribuir a todo gran líder: La capacidad de transformar a los que le rodean. Una cualidad necesaria para hacer evolucionar los equipos de trabajo y las empresas e incrementar la competitividad.

Hay una gran variedad de estilos de liderazgo que pueden limitar la prosperidad o fracaso de tu empresa y de tus objetivos. Según el experto Kevin Kruse, no es algo que tenga relación con el nivel de seniority, la posición que ejerzas en la compañía, las capacitaciones, las características personales o la gestión. Kevin define el liderazgo como el proceso de influencia social, que aumenta el compromiso de los demás para terminar llegando a una meta.

Si en estos momentos te preguntas “¿Qué tipo de líder eres tú?”, es probable que no lo sepas, ya que no es una aptitud estática. Son muchas las variables que afectan a esa característica. En este artículo mostraremos esos diferentes tipos de liderazgo y sus características.

Para comenzar, empezaremos hablando sobre los diferentes roles que suele desarrollar un buen líder.


No todos los líderes son iguales, ni todas las personas lo perciben de la misma manera. Daniel Goleman define diferentes tipos de liderazgos en uno de sus libros. Todos esos estilos pueden ser adecuados según la situación y lo mejor sería que una persona misma pudiera combinar varios de esos liderazgos para poder usarlo según el contexto. Os compartimos varios ellos:

LA COERCITIVA

Es un estilo autoritario, el cual sus órdenes no se cuestionan. Este tipo de liderazgo puede tener un impacto negativo en la motivación de las personas hasta provocar que estos se marchen.

EL VISIONARIO

Es ese/a compañero/a, responsable o director que tiene una visión y un rumbo claro hacia dónde quiere dirigirse y tiene la capacidad de trasladar esto a las personas que le rodean generando una visión única y conjunta y de esa manera aumentando el compromiso y la fidelidad del equipo.

Este perfil ayuda a que los objetivos se cumplan de forma adecuada, ya que genera una movilización a gran escala de personas con un alto sentimiento de pertenencia y responsabilidad hacia la organización y los objetivos.

LA AFILIATIVA

Son líderes menos orientados a resultados, pero que lo que generan dentro de la empresa es un mejor ambiente laboral entre todxs lxs compañerxs. Es un perfil que se relaciona con las personas de su alrededor y consigue generar una mayor cercanía con las personas.

EL DEMOCRÁTICO O PARTICIPATIVO

Es un perfil no siempre enlazado con esas personas que guían o dirigen un grupo u organización. Una de sus características es la de delegar tareas con frecuencia en los equipos y promueve la participación de todxs sus compañerxs.

LA EJEMPLAR

Se trata de aquel líder que fija un rumbo y unos valores a seguir y que pase lo que pase se encarga de mantener su visión con todo lo que ello implica. Es un estilo de liderazgo muy eficiente, pero que a la hora de desarrollar el talento no es tan productivo.

EL CAPACITADOR

Es un perfil más encaminado al coaching de las personas y que ayuda a que se orienten. Su rol se enfoca más en potenciar las capacidades de su equipo para fomentar una mejora continua.

En definitiva hay una gran variedad de estilos para liderar en los grupos y todas ellas son válidas dependiendo del contexto en el que se encuentre. Lo importante es saber cuándo usar cada uno de tus estilos de liderazgo y sacar el mayor partido posible de ello.

32 vistas0 comentarios