7 ACCIONES PARA GESTIONAR EL ESTRÉS

Actualizado: jul 28

La RAE define el estrés como “Tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves.”


Es común que se piense que otras personas pueden ser de ayuda cuando uno está estresado, pero su ayuda puede incrementar el estado emocional en el que se está. Empatizar con una persona que vive una situación de estrés es muy complejo, debido a que cada persona lo vive de una forma muy diferente.


Si te has sentido de esta manera, no te preocupes, el ser humano por naturaleza debe de convivir con el estrés. Es más, un buen nivel de estrés, conocido como Eutres, ayuda en la concentración hacia las tareas con una mayor lucidez y rapidez.


Hay dos momentos donde se debe trabajar la gestión del estrés. Una primera que es cuando no se tiene ninguna sensación estrés, significa que se está excesivamente relajado y no se está al 100%. Y la segunda, por el exceso de estrés, el cual es perjudicial y lleva a las personas a situaciones de bloqueo, quedarse en blanco, sudores dada la situación o tartamudeos en conversaciones entre otras cosas.


Existen una variedad de razones que aumenta nuestro estrés, existen una causas comunes de estrés que mencionaremos a continuación:


La carga de trabajo: Los causantes más comunes son un exceso de horas, no tomarse descansos o tener una alta carga de trabajo.


Claridad en el rol: Cuando no se tiene una buena comunicación interna, los puestos de trabajo no están bien definidos, las responsabilidades repartidas y se tiene que dar respuesta a varias cuestiones, puede generar una gran presión en las personas y por tanto aumentar el nivel de estrés.


Las condiciones: La tipología de trabajo que se realiza tiene un efecto en las personas. Si el trabajo es manual o peligroso puede generar más situaciones de estrés. A su vez, empleos con fuertes sonidos, polución o químicos impacta en el estrés de las personas.


La toma de decisiones: Los/las empleados/as pueden sentirse presionados cuando no tienen la posibilidad de aportar en las decisiones que se toman en la organización. Esa situación también puede agobiar a las personas generando estrés.


Problemas con los/las compañeros/as: El mal ambiente laboral con el resto de personas es un factor común generador de estrés.


Miedo por su futuro: La falta de desarrollo personal y profesional y la inseguridad que puede generar tener miedo a ser despedido puede hacer sentir estrés en las personas de la organización.



El estrés laboral se presenta de muchas maneras y se puede prolongar indefinidamente afectando la salud de cada persona. Este riesgo psicosocial puede empeorar la salud de las personas.


  • Padecimientos cardíacos

  • Dolor de espalda

  • Depresión y agotamiento

  • Lesiones en el trabajo


El estrés laboral también puede provocar problemas en otros lugares que no sean el trabajo, lo cual hace que el estrés aumente.


¿Cómo se puede identificar los síntomas del estrés?


  • Dolores de cabeza frecuentes

  • Malestar estomacal

  • Problemas para dormir

  • Problemas en sus relaciones personales

  • Sentimiento de descontento en el trabajo

  • Sentimientos frecuentes de ira, o un carácter explosivo


Es muy bueno conocer los síntomas que se pueden tener para detectarlos o incluso que puede causar, pero a continuación os dejamos unos consejos para aplicarlos y dar solución al estrés:


Un descanso

Si conoces de alguien que se sienta estresado o enfadado en el trabajo, recomiéndale tomarse un descanso. Incluso un breve descanso puede ayudar a refrescar la mente. Salir a caminar o tomar un refresco saludable. Si no puede salir del área de trabajo, meditar durante unos minutos le ayudará a relajarse.


Crea una descripción del trabajo

Crear descripciones de puestos o analiza descripciones de puestos obsoletas para poder ayudar a comprender mejor lo que se espera de cada una de las personas y brindarles una mejor orientación.


Establezca metas razonables

No crees objetivos más allá de los límites razonables. Establezca expectativas realistas con los cargos intermedios y compañeros/as. Es útil saber lo que puede hacer todos los días.


Organizarse

Incentiva que se empiece todos los días creando una lista de tareas pendientes. Estas tareas deberían ordenarlas en orden de importancia e ir resolviéndolas de arriba hacia abajo.


Administra el uso de tecnología

Los teléfonos móviles y el correo electrónico pueden dificultar la desconexión del trabajo. Establece algunas limitaciones, como no poder contactar a los/las empleados/as a partir de cierta hora.


Pon límites

Si sus condiciones de trabajo son peligrosas o incómodas, trabaja con los mandos intermedios o la gerencia para resolver el problema.


Haz lo que quieras

Reservar un espacio durante la semana para hacer lo que a uno le gusta, ya sea hacer ejercicio, practicar pasatiempos o ver películas.


Aprovecha al máximo tu tiempo libre

Irse de vacaciones o tomarse un descanso con regularidad. Incluso irse por un fin de semana largo puede ayudar a ganar algo de perspectiva.


Teniendo en cuenta el contexto de incertidumbre que se vive en la vida laboral y el estrés que puede llegar a causar es recomendable tener en cuenta estas recomendaciones y en caso de necesitarlo accionarlas lo antes posible. En caso de no poder ejecutarlo por tiempo o recursos, desde Bibagu podemos ayudaros a dar nivel más a la situación.


14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo