INBOUND RECRUITING, EL NUEVO MÉTODO PARA ATRAER EL MEJOR TALENTO A TU EMPRESA

“Estoy en constante búsqueda de perfiles profesionales para mi empresa pero no consigo atraerlos…. “

“Invierto mucho tiempo y dinero en atraer talento pero no consigo resultados…”

“Incluso cuando consigo atraer los perfiles deseados se me marchan a los pocos meses…”


¿Te has sentido identificadx con las anteriores frases? Si es así, es posible que haya llegado el momento de innovar en la manera de reclutar perfiles para tu empresa.


Como hemos mencionado en artículos anteriores, las preferencias laborales de las personas han cambiado drásticamente en los últimos años, ya que ahora ya no sólo atrae un buen sueldo, sino que existen otro tipo de beneficios que puede llegar a ser igual o incluso más atractivos, por ejemplo, factores como la flexibilidad, formar parte de un equipo motivado o el desarrollo profesional han cogido una gran relevancia a la hora de seleccionar una empresa. Sin embargo, aunque el contexto haya cambiado, seguimos atrayendo de la misma manera que hace años y es por ello que según Willis Towers Watson hasta 9 de cada 10 empresas les cuesta atraer y fidelizar talento.


Para atraer talento existen 2 tipos de metodologías distintas: El Inbound Recruiting y el Outbound Recruiting (también conocido como reclutamiento tradicional). Pero, ¿qué diferencias existen entre estas dos estrategias?


El Inbound Recruiting y el Outbound Recruiting son filosofías y estrategias de reclutamiento diferentes con enfoques y tácticas distintas, pero con el mismo objetivo final: contratar al candidatx perfecto.


Por un lado, Talent Clue define el Inbound Recruiting como “una innovadora metodología de reclutamiento centrada en el candidatx, que ayuda a las empresas a atraer el talento adecuado, a enamorarlo durante el proceso de selección y a contratarlo de la forma más rápida” . Se trata de hacer sentir cómodo al candidatx en todo momento y crear una buena relación, ya que es él/ella quien tiene todo el poder de decidir si elige tu empresa o otra.


Si estás buscando una solución a largo plazo para avanzar en tu estrategia de reclutamiento y contratación, el Inbound Recruiting es el camino a seguir. A través de esta estrategia construirás una marca de empleador que hará crecer continuamente tu grupo de solicitantes de alta calidad.


Muchas empresas ya han adoptado esta metodología como estrategia preferida. Aunque se tarda un tiempo en ver los resultados, a largo plazo, su tiempo, coste y calidad de contratación han mejorado drásticamente.


Por otro lado, el Outbound Recruiting se trata de una estrategia de reclutamiento en la que se busca y se contacta con los candidatxs cuando se abre un nuevo puesto que se necesita cubrir. El objetivo en este proceso es pasar directamente a la fase de solicitud y ofrecer el puesto de trabajo. La contratación externa se considera una solución de contratación a corto plazo porque sólo se utiliza cuando surge una necesidad.


Si el Outbound Recruiting es tu única estrategia de reclutamiento, empieza a pensar en implementar nuevas técnicas, ya que cada vez existe más competencia entre las empresas para atraer talento. El simple hecho de llegar a los candidatxs y ofrecerles un puesto vacante ya no es la forma de atraer a los perfiles adecuados. Sin embargo, la mayoría de las empresas utilizan tanto métodos de contratación Inbound como Outbound, ya que en ocasiones puntuales puedes tener más urgencia de contratación.


Como entendemos que muchxs de vosotrxs ya conocéis el Outbound Recruiting, ya que es el que más se ha usado hasta el momento, os vamos a presentar cómo podéis diseñar una estrategia de Inbound Recruiting efectiva. Dicha estrategia se conforma de 4 fases: Atrae, convierte, contrata y enamora. Estas 4 fases permiten ofrecer una experiencia de candidatx formidable para enamorar al talento y aumentar su compromiso con tu marca de empresa.



1. ATRAE


Se trata de atraer un tráfico adecuado a tu página de empleo y a las ofertas que publicas, es decir, hay que intentar atraer a tu candidatx ideal, ya que a ellxs dirigirás todo tu esfuerzo de reclutamiento.


Para ello, debes de crear contenido interesante, que aporte valor, que comunique cómo es trabajar en tu empresa y por supuesto, que sea fácil de encontrar por tus futurxs candidatxs.


Buenas prácticas para atraer este tráfico adecuado pueden ser:

  • Trabaja el Employer Branding definiendo claramente los valores y la cultura de la empresa

  • Crea una buena página de empleo con un contenido atractivo sobre la empresa

  • Trabaja las Redes sociales poniendo ejemplos sobre personas que trabajan en tu empresa o mostrando proyectos que se realizan en la empresa

  • Da difusión a través de distintos canales.


2. CONVIERTE


Una vez has convencido al candidatx que tu empresa es el mejor sitio donde trabajar, debes de ponerles las cosas fáciles con el objetivo de que se inscriba a alguna de tus ofertas de trabajo. Para ello, redactarlas para que inspiren y animen a cualquiera a dejar su currículum. Háblale del proyecto, de lxs compañerxs o de la posición, y utiliza imágenes, videos o texto.


Para conseguir dicho objetivo puede utilizar las siguientes prácticas:

  • Ofertas de empleo con descripciones atractivas de los puestos de trabajo

  • Formularios sencillos de rellenar

  • Da la posibilidad de inscribirse en las ofertas a través del móvil, ya que hasta el 44% de las personas utilizan esta vía (fuente Glassdoor)

  • Genera una buena recepción de candidatxs para que sientan que hay alguien pendiente desde el primer día


3. CONTRATA


Una vez has conseguido atraer a tus ofertas de empleo los mejores perfiles, debes de cerrar el proceso de selección y escoger a los mejores candidatxs, es decir, contratarlos de manera rápida y mostrando una buena comunicación constante y personalizada.


Para cerrar dicho proceso os recomendamos las siguientes herramientas:

  • Ten diferentes emails preparados para poder responder con la mayor brevedad posible (existen programas que te ayudarán a automatizarlo)

  • Ten la base de datos de tus candidatxs ordenada, ya que si es un futuro te surgen nuevas necesidades ya dispondrás de los contactos de muchxs candidatxs válidos

  • Analiza cómo están funcionando tus canales de atracción, para de esta manera poder pivotar y aplicar nuevas acciones


4. ENAMORA


No sólo es importante trabajar una buena experiencia del candidatx con los perfiles más interesantes, ya que finalmente, es muy posible que muchxs se queden fuera, por lo que debes de tratar de tener una buena comunicación y transmitir correctamente tu marca a todxs ellxs. De esta manera, si surge otra nueva posición vacante en tu empresa, todas las personas querrán volver a intentarlo.


Para enamorar a las personas durante el proceso de selección os recomendamos los siguientes pasos:

  • Trabaja cada punto de la experiencia del candidatx para que los escojas o no, quieran trabajar en tu empresa

  • Comparte las ofertas de empleo con tus propios empleadxs, para que ellxs puedan compartirlos con conocidos y hablen bien de tu propia empresa

  • Haz una medición constante a través de encuestas, tanto a lxs nuevxs candidatxs como a las personas que llevan años en la empresa, de esta manera podrás están en constante mejora de la experiencia de las personas en tu empresa


Ahora que conocéis esta nueva metodología de Inbound Recruiting, esperamos que comencéis a aplicar acciones para atraer el mejor talento posible a vuestras empresas.


24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo