• David Larrinaga Ortiz

LA CONCILIACIÓN LABORAL Y LA FLEXIBILIDAD LABORAL CLAVES PARA SER UNA EMPRESA ATRACTIVA

Actualizado: mar 3

La brillantez empieza a escasear y las empresas que se adapten a las nuevas formas de vivir el trabajo ganarán a sus competidores.


La flexibilidad laboral está calando cada vez más en las empresas españolas, aunque todavía quedan muchos aspectos que mejorar. Algunas han visto que otorgar al empleado la posibilidad de gestionar su tiempo, por ejemplo estableciendo sus horarios de entrada y salida a la oficina, mejora notablemente la productividad. Las empresas están viendo la necesidad de adaptarse a las nuevas generaciones que llegan al sector laboral, los llamados “millennials”, quienes buscan un equilibrio entre vida laboral y personal. No sólo eso, también las nuevas tecnologías han supuesto grandes ventajas como la posibilidad de trasladar la oficina a casa y organizarse el tiempo como uno quiera.


La flexibilidad es un factor decisivo en la atracción del talento según el informe anual de Randstad Employer Brand Research 2019, donde la conciliación se mantiene como el segundo factor más importante, registrando el 55%, al igual que en 2018. También podemos observar en dicho estudio, un crecimiento en los últimos años de la importancia de otros factores como el ambiente de trabajo agradable.


Además, en el mismo estudio se refleja que la edad es un factor determinante a la hora de decidirse por un nuevo trabajo, ya que cerca de la mitad (48%) de los millennials valoran como fundamental que la empresa ofrezca un ambiente de trabajo agradable. Y los empleados de entre 35 y 54 años (60%) son los que priorizan a la hora de elegir su lugar de trabajo que ofrezca conciliación familiar y profesional de una manera más decidida que sus compañeros de otras edades.


Para prepararse adecuadamente a las nuevas generaciones, es necesario adoptar una mentalidad de verdadera flexibilidad laboral, lo que supone para las empresas dejar atrás el modelo presentista, donde lo que prima es el número de horas que pasamos en la oficina. En este nuevo escenario el rol que tiene el “manager” es fundamental. “El principal problema con el que se encuentran las organizaciones es cuando el jefe no concibe que la gente se pueda organizar el tiempo como quiera y pone en peligro el éxito de la implantación de la flexibilidad», sostiene José Castellano, director ejecutivo senior de Page Personnel. “Fueron las grandes multinacionales las pioneras en introducir este tipo de políticas, también muy extendidas en los países del Norte de Europa, pero cada vez más empresas nacionales y locales las están aplicando en su plantilla. Se empieza a valorar más a la gente por sus resultados”, añade Castellano.



Las ventajas de un trabajo flexible


Cuando hablamos de flexibilidad laboral nos referimos a la racionalización del trabajo, a la productividad, a encontrar el equilibrio entre los intereses de la persona y los de la empresa. Y es que todas estas cualidades tienen un mismo fin, conciliar la vida personal con la profesional.


Según muestra un estudio global llevado a cabo por IWG Group, el 77% de las empresas a nivel global y el 69% en el caso de España, se están adaptando para mejorar la retención del talento mediante la introducción del trabajo flexible, una medida cada vez es más demandada por los profesionales que quieren permanecer en una empresa o acceder a ella. Una de las razones es la apuesta por las políticas conciliadoras de la vida laboral y personal, ya que mejoran dicho equilibrio.


Cuando un empleado siente que la empresa se preocupa por el ambiente donde trabaja y que se preocupa por cuidarle y adaptarse a su situación, se consigue mucha mayor productividad. Es más, el 85% de las empresas confirman que la productividad ha aumentado en su empresa gracias a una mayor flexibilidad. En España, la cifra asciende a un 70% de las empresas afirmando que su productividad ha subido un 21% como resultado del trabajo flexible.


Además, con la implantación de la flexibilidad en el trabajo se conseguiría una gran disminución del gasto de energía, con el ahorro económico que esto supondría. En muchas compañías el teletrabajo, es ya una realidad. Posibilita la reducción de costes para las empresas (menores infraestructuras, gastos de mantenimiento…); a la vez que los empleados ahorran tiempo en desplazamientos y gastos de transporte.

La estabilidad y la retribución, así como la formación, la conciliación, la igualdad de derechos y la apuesta por la diversidad son materias que se pretenden recoger e incorporar en la nueva agenda integral de calidad de Responsabilidad Social Empresarial para mejorar la calidad en el empleo.


En Francia, a partir de enero de 2017 se reguló por ley la posibilidad de desconexión digital, una medida que ampara a los empleados para mantenerse al margen de correos, llamadas telefónicas o cualquier dispositivo tecnológico que implique alguna responsabilidad en el trabajo fuera de la jornada laboral. Un paso más a la hora de poner distancia entre empleo y tiempo libre o de descanso.



Por último, respecto a la formalización de las medidas de trabajo flexible, el 66% de las compañías han adoptado prácticas de flexibilidad laboral para toda la plantilla, sólo el 31% afirman tener una verdadera política oficial sobre el trabajo flexible. Y en cuanto a política de diversidad e integración, un 72% de las firmas que consideran prioritarias este tipo de políticas tienen un presupuesto específico para llevarlas a cabo.


Es por todo esto, que vemos muy importante que desde las empresas se empiece a priorizar este tipo de medidas donde se tienen mucho más en cuenta las necesidades del empleado, lo que genera un ambiente laboral más sano y agradable.

33 vistas

Atracción y retención de talento

  • White LinkedIn Icon
  • Twitter Icono blanco

©2023 by Bilva. 

Diagnóstico

Diseño de soluciones

Implementación

Beneficios