LA ERA TECNOLÓGICA

Hoy en día vivimos rodeados de tecnología. Desde que irrumpió la era digital en nuestras vidas la tecnología nos ha generado grandes cambios en nuestros hábitos. Estas alteraciones han traído grandes ventajas, pero como todo, también ha originado consecuencias negativas para la salud y el bienestar de las personas.




¿Cómo ayuda la tecnología a la dirección?


Apoyarse en la tecnología para encarar las iniciativas de bienestar generadas por la empresa y mejorar la fidelización de empleados es una gran ventaja. La tecnología es un gran aliado para mejorar la difusión de conocimiento y programas internos, como por ejemplo, nuevos convenios o variaciones en los horarios. Es también la tecnología un gran apoyo en cuanto al seguimiento de los indicadores de los objetivos propuestos.


Sin embargo, no son los únicos beneficios que la dirección puede obtener del uso de la tecnología. Os damos 4 beneficios más que tiene la tecnología en el uso diario del empleador (empleador se refiere a la dirección de la empresa o el encargado de la gestión de RRHH).


Más accesibilidad: El empleador puede acceder desde cualquier lugar del mundo para gestionar y dar seguimiento al trabajo que está llevando a cabo.


Mayor rapidez en la implementación: La tecnología acelera los procesos, dándoles una mayor calidad a la hora de poder implementar las acciones propuestas.


Costos de mantenimiento: La inversión en tecnología ahorra costes debido a su eficiencia y efectividad.


Escalabilidad y flexibilidad: El empleador podrá gestionar la plataforma adaptándolo a las necesidades de la compañía y sin limitaciones para ir mejorando la herramienta para obtener unos resultados más óptimos.


Pero empleador o el departamento de RRHH no es el único que obtiene beneficios del uso de la tecnología. El empleado también saca provecho de ellas.


¿Cuáles son los efectos que tiene la tecnología en el empleado?


Flexibilidad: La conectividad permite al empleado trabajar desde casi cualquier lugar del mundo a cualquier hora, siempre y cuando tenga conexión a internet. Esto les ayuda a tener una mayor flexibilidad laboral y de esa forma pudiendo mejorar la conciliación laboral.


Velocidad: La tecnología acelera el día a día de los trabajadores. Objetivos que anteriormente conllevaban un proceso más largo y lento, hoy en día se acelera gracias a la tecnología.


Acercamiento: Las distancias ya no son un reto para ningún empleado. Las herramientas online nos hacen poder contactar con cualquier persona con herramientas como Skype, Gmail o Hangouts.


Como anteriormente adelantamos, no son todo beneficios. La tecnología también tiene una cara "b".


¿En qué nos puede perjudicar la tecnología?


Las consecuencias del uso de la tecnología se diferencian en dos modelos, aquellos que afectan a nuestro comportamiento diario y los que afectan nuestra salud.


El mundo digital está en nuestra vida personal y laboral inmerso y el contacto constante con estos aparatos tecnológicos nos lleva a sufrir de hiperconectividad. A causa de este síntoma hemos mermado nuestra capacidad de desconectar y nos hemos vuelto adictos al uso de estos aparatos. Es por eso que es importante realizar un "detox digital" siempre que se pueda.


¿Qué es el detox digital?


Le llamamos detox digital a liberarse de los aparatos digitales y desconectar, ya sea leyendo un libro, dando un paseo, practicando deporte, cocinando, pasando tiempo con la familia y amigo etc.

Más allá de los cambios que nos ha generado en nuestro día a día de cara a la desconexión, la hiperconectividad ha causado también variaciones en nuestra salud y bienestar. Los estímulos de la tecnología hacen que nuestro cerebro funcione de forma más acelerada. Esta forma de reaccionar de nuestro cerebro nos causa un mayor estrés y ansiedad y una disminución de la capacidad de memorización y de concentración ya que el cerebro no es capaz de recopilar y filtrar toda la información que recibe.


En conclusión podemos observar existen pros y contras del uso de la tecnología, pero la solución más acertada es hacer un uso razonable y consciente de las tecnologías. Es decir, usar las herramientas tecnológicas pero siempre dándonos descansos con ellas para dedicar un tiempo de relajación a nuestro cerebro donde no recibamos información en masa.

12 vistas

Atracción y retención de talento

  • White LinkedIn Icon
  • Twitter Icono blanco

©2023 by Bilva. 

Diagnóstico

Diseño de soluciones

Implementación

Beneficios