LA GAMIFICACIÓN APLICADA A RRHH

Desde Bilva nos gusta traeros las últimas novedades y tendencias en el mundo de RRHH, es por esto que hoy os queremos hablar sobre una técnica muy disruptiva pero que cada vez vamos a ver más en las empresas: la gamificación.


El sector de los Recursos Humanos, como muchos otros sectores a nivel laboral, van adaptándose a las nuevas relaciones laborales, a las nuevas capacidades y habilidades del mundo digital. Es por esto, que los departamentos de RRHH comienzan a hacer uso de técnicas de gamificación en sus procesos de selección de personal o en el desarrollo profesional de sus propios empleadxs.



Pero lo primero de todo, ¿qué es la gamificación?

Según Bizneo, “la gamificación en Recursos Humanos consiste en la utilización de juegos y técnicas altamente dinámicas para mejorar la formación de los empleados”. En otras palabras, a través de juegos de distinta naturaleza y complejidad se estimula a los usuarios a formar parte de proyectos que van a suministrar importante información y datos a la empresa, pero también a lxs diferentes empleadxs, ya que despierta su interés por dar el todo en el puesto de trabajo. Los principios pedagógicos que se utilizan en este tipo de actividades responden a las necesidades de las empresas, enfatizando aspectos como el trabajo en equipo, la superación personal o la responsabilidad.

Desde Bilva creemos que esta tendencia va a seguir en crecimiento y os recomendamos que empecéis a aplicarla en vuestras empresas, pero ¿por qué creemos que este tipo de técnicas pueden ayudaros? Os presentamos varios de los beneficios que puede traer la aplicación de la gamificación en RRHH:

1. Motiva y fideliza a las personas de tu empresa

Romper las rutinas habituales tiene un efecto muy positivo en la motivación de la plantilla. Los trabajadores encuentran más alicientes para acudir a su puesto de trabajo al realizar sus tareas de manera más dinámica, gracias a las destrezas aprendidas en los ejercicios de gamificación en las empresas. Y es que, los trabajos más repetitivos pueden acabar provocando frustración en lxs empleadxs más ambiciosxs.

Es por esto que, la gamificación ayuda a vivir otro tipo de experiencias manteniendo a las personas motivadas y más vinculadas a la organización, consiguiendo así reducir la tasa de rotación y consiguiendo fidelizar a los trabajadores.

2. Aumenta la productividad y la competitividad

Una persona motivada es una persona productiva. Cuando un/a trabajador/a se encuentra contentx en su lugar de trabajo aprovecha mejor su tiempo por lo que es más productivo y consigue mejores resultados para la empresa.

Dependiendo de los objetivos que se persigan con los juegos, estos pueden dar lugar a una fuerte interacción entre los compañerxs. Los juegos nos hacen ser competitivxs, nos hacen querer ganar siempre. Y si se aplican metas premios, etc., todo el mundo querrá alcanzarlos. Si además se reconoce ese esfuerzo, así como su compromiso, ayudas a que se sienta parte de la empresa y llega a sentirla como un negocio de sí mismo que tiene que sacar adelante con su trabajo.

3. Mejora de los procesos de aprendizaje

”Si la lección es divertida, nunca se olvida”. La frase, acuñada para promocionar una conocida colección infantil de divulgación histórica, encaja a la perfección con el espíritu de la gamificación en las empresas. Está comprobado que las actividades formativas que conllevan una mayor implicación de los trabajadores consiguen tasas más altas de retención de conocimientos. Se trata, pues, de un recurso mucho más eficiente que los cursos tradicionales, cuyos contenidos pueden ser más fácilmente olvidados por el/la trabajador/a.

Son muchas las empresas que ofrecen cursos a sus empleadxs para cubrir ciertas carencias formativas. Sin embargo, en muchas ocasiones las personas no se enganchan y acaban abandonando el curso, y los que lo finalizan no siempre aprovechaban el contenido. La gamificación puede mejorar el seguimiento de los planes formativos y adaptarse mucho más a las necesidades formativas de cada persona, consiguiendo así que se formen en lo que de verdad necesitan y no pierdan la motivación.


4. Mejora el ambiente laboral y la comunicación

La competitividad no es el único aspecto que sale reforzado debido a la mayor interacción entre compañeros. El ambiente laboral y la comunicación interna pueden verse mejorados de manera significativa gracias a los juegos que han permitido que afloren intereses y preocupaciones comunes entre los empleados.

Muchas veces, lxs trabajadores/as tienden a no comunicarse. Cada uno realiza su trabajo y va a lo suyo, pero la gamificación en los recursos humanos ayuda a conocer mejor a los profesionales con los que se trabaja a diario. Dejan de ser meros empleadxs que se limitan a cumplir sus obligaciones para mostrar su parte más personal y permitir que los demás conozcan cómo son en realidad. Ello se traduce en una mayor confianza entre trabajadores y en un mayor sentido de pertenencia a la empresa.

Saber todos los beneficios que puede generar la gamificación es muy interesante, pero nos imaginamos que lo que os ha hecho pinchar en el artículo es saber cómo podéis empezar a aplicar estas técnicas. Para ello, os traemos varios ejemplos de gamificación:

  • Gamificación para la formación de los trabajadores

Un ejemplo lo encontramos en Learning Park. Learning Park es una herramienta donde lxs empleadxs realizan cursos online y juegan. Lxs empleadxs superan juegos relacionados con los conocimientos importantes durante la formación y después de la formación. Estos juegos van desde los ya tradicionales quizzes de preguntas y respuestas hasta otros más novedosos como resolver un código secreto con información del curso o superar aventuras y simulaciones. Al superar juegos lxs empleadxs acumulan puntos para su equipo para obtener una gran recompensa final.

Este proyecto puede ser muy interesante ya que digitalizar la formación al final es un paso natural en la empresa, especialmente en esas formaciones repetitivas como Prevención de Riesgos Laborales o los Onboardings de empresa. Pero si lxs empleadxs no están receptivxs frente a esta innovación, el experimento te puede salir mal. Aquí es donde entra el poder del juego. Al convertir esta digitalización en una actividad entretenida y satisfactoria para el empleadx gracias a los juegos, la aceptación y la adaptación de la nueva metodología es más rápida y ágil.


  • Gamificación para la evaluación de desempeño y de competencias

Las evaluaciones de desempeño, a pesar de su utilidad, son un calvario para más de una empresa: Se realizan tarde, deprisa y corriendo; los datos no son del todo realistas, tardan en procesar los datos… Al final estas evaluaciones se convierten en un mero trámite inútil. ¡Todo esto cambiaría si la gente adorara hacer evaluaciones de desempeño! Y esto es precisamente lo que conseguimos con el poder del juego.

Zeppelean es una herramienta que convierte la evaluación de desempeño en un juego. El objetivo de lxs empleadxs es completar una colección de cromos. Para ello deberán realizar evaluaciones antes de que termine el plazo y que los resultados de estas evaluaciones sean positivas, valorando especialmente el crecimiento y la mejora continua. Cuanto más puntuales seamos evaluando y cuando más mejoremos, antes completamos nuestro álbum y conseguiremos recompensas.

  • Gamificación para las nuevas incorporaciones (onboarding)


La gamificación no siempre supone un juego, sino que también puede ser una actividad con elementos de juego (como barras de progreso, niveles, feedback, puntos, objetivos concretos…). Y a veces esto es justo lo que necesitamos cuando acabamos de llegar a nuestro puesto de trabajo por primera vez y no tenemos ni idea de qué hacer o a donde ir.

En este caso la recién incorporación tiene una lista de tareas que cumplir:

  • Misiones concretas como entregar papeles o tener reuniones con un tutor.

  • Revisar contenido de texto o video que se puede consumir desde la propia herramienta

Conforme vaya superando esas tareas, una mascota virtual se va poniendo más y más contenta. ¡Y llegará al máximo de felicidad cuándo superemos todas las tareas!

Este proceso puede ser clave para que la nueva incorporación pueda rendir al máximo lo antes posible y para dejar una buena impresión en el nuevx empleadx. Los primeros días pueden ser cruciales para que un/a empleadx genere una actitud positiva hacia la empresa y para retener ese nuevo talento.


Según un estudio publicado en Deloitte sobre la gamificación en las empresas, esta técnica seguirá creciendo hasta el punto de que, en los próximos años, la gamificación en RRHH tendrá una implantación de un 50% en todas las empresas.


Por supuesto, esta técnica se adaptará según la compañía que sea. Pero la facilidad que tiene para transformarse, así como las ventajas, beneficios y resultados que se obtienen hará que sea una de las técnicas más utilizadas desde la primera toma de contacto con lxs candidatxs, hasta el día a día con el trabajador de la empresa. Junto a esto, las posibilidades de encontrar talento nuevo y enfocado en el presente y futuro, son muy altas. Es por esto que desde Bilva os recomendamos empezar a informaros sobre estas técnicas y comenzéis a sacarles provecho.


21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo