• David Larrinaga Ortiz

LA IMPORTANCIA DEL REBOARDING

Hoy os queremos hablar sobre un concepto que escuchamos hace un par de semanas en voz de Julia de la Torre (Head of talent Acquisition & Development en Engie) en un evento organizado por la DCH - Organización Internacional de Directivos de Capital Humano. En este artículo vais a conocer a fondo qué es el reboarding, cuando es importante aplicarlo y cómo hacerlo de manera exitosa.



Lo primero de todo, ¿qué es el reboarding?

El reboarding se aplica sobre todo a los miembros del personal que han estado fuera de su organización durante un largo periodo de tiempo. Este proceso implica todas las actividades que se realizan para preparar a un/a empleadx para el éxito cuando se reincorpora a la empresa o cuando las condiciones de trabajo han cambiado significativamente.


Está diseñado para que lxs compañerxs que regresan se familiaricen con la empresa, se pongan al día de los cambios pertinentes, se integren de nuevo en la cultura del lugar de trabajo y puedan volver a la rutina lo antes posible. Existen diferentes casos donde puede ser interesante aplicarlo:


  • La empresa vuelve a abrir sus oficinas después de un cierre patronal o temporal

  • Lxs empleadxs se reincorporan al trabajo tras un permiso de larga duración; por ejemplo, un permiso parental o un tiempo sabático.

  • Vuelve a contratar a empleadxs que trabajaron en su empresa en el pasado (también conocidos como empleadxs "boomerang")

  • Lxs empleadxs han pasado a desempeñar un nuevo papel en la empresa


Como has podido observar existen casos que hacen referencia a un solo empleadx que se reincorpora al trabajo, mientras que otros se refieren a todxs o a un gran número de empleadxs actuales. Un ejemplo más reciente de esto último es el brote de COVID-19, que ha obligado a muchas empresas a cambiar su forma de trabajar, ya sea al abrir sus oficinas o tiendas físicas, o al pasar a trabajar de forma total o semiremota. Lo que es común en todos estos escenarios es la necesidad de reincorporar a lxs empleadxs y asegurarse de que tienen todo lo que necesitan para ser productivxs.

Es posible que el reboarding os recuerde al proceso de onboarding, ya que este último hace referencia a la acogida y adaptación de una nueva persona en la empresa. La gran diferencia consta en que la persona que se reincorpora a la empresa ya conoce muchos aspectos de ella, como la historia, la misión, los espacios de trabajo… Sin embargo, en el tiempo que esta persona ha estado ausente ha podido perderse información importante como posibles logros, nuevos planes y objetivos a futuro. Es por ello, que es importante realizar este tipo de procesos, ya que cuanto antes se sienta cómoda será beneficioso tanto para la persona como para la empresa.

La diferencia entre el onboarding y el reboarding es que este último no tiene que ser tan exhaustivo. Aunque ambos tienen como objetivo poner al día a lxs empleadxs, el reboarding es un proceso de incorporación más específico. Cuando se reincorpora a lxs empleadxs, se tocan los aspectos que han cambiado, o los procedimientos, políticas y tareas con los que el/la nuevx empleadx no está familiarizado.

Pero, ¿es realmente el reboarding tan importante como para que hagamos un artículo hablando sobre ello? Lo es si quieres dar a lxs empleadxs una cálida bienvenida (de vuelta) y motivarlxs desde el primer día.

- Desde el punto de vista de la productividad:

Es muy importante que lxs empleadxs se pongan al día rápidamente. A través del reboarding, puedes explicar lo que se espera tanto desde la perspectiva del equipo como de la individual, y responder a cualquier pregunta que puedan tener. No puedes dar por sentado que no necesitan orientación sólo porque hayan estado allí antes. Además, quieres asegurarte de que todxs lxs empleadxs están al día de las políticas y prácticas actuales, por lo que es un buen momento de explicar nuevas herramientas o nuevas formas de trabajar que se estén aplicando en la empresa.

- Desde el punto de vista emocional:

Especialmente si ha pasado un tiempo desde que trabajaron en tu empresa, las personas que se vuelven a incorporar pueden sentirse un poco incómodos. Por diferentes razones, pueden necesitar apoyo psicológico y un pequeño o gran impulso de confianza. Es por esto, que el reboarding es una gran manera de aumentar esta confianza, y en consecuencia, el compromiso de lxs empleadxs. De esta manera, las personas que regresan volverán a conectar con la cultura de la empresa, comprenderán cómo contribuirán al éxito del negocio y tendrán un sentido de pertenencia.


Ahora que sabemos qué es el reboarding y la importancia que tiene aplicarlo, nos falta la parte fundamental: saber cómo aplicar el proceso de reboarding de manera exitosa.

En primer lugar, la forma de dar la bienvenida y formar a las personas variará en función del motivo por el que tenga que reincorporar a lxs empleadxs. Sin embargo, hay un enfoque paso a paso que puede seguir cada vez y ajustar el plan en consecuencia.

Para elaborar un plan de reboarding puedes comenzar respondiendo las siguientes preguntas:

  • A quién necesitas reincorporar (y por qué)

  • Qué quieres conseguir

  • Cómo lo vas a conseguir

Tanto si se trata de dar respuesta a la pandemia de COVID-19 como de otra razón por la que está reincorporando y formando a tus empleadxs, te damos varios consejos profesionales que te ayudarán:

El reboarding no es un proceso puntual

Por muy rápido que sea el proceso, asegúrate de dar un seguimiento de lxs empleadxs al cabo de un tiempo para comprobar si están completamente incorporadxs. También puedes obtener la opinión de tus jefes de equipo y asignarles formación adicional si es necesario.

No aceleres el proceso

El hecho de que lxs empleadxs ya estén familiarizados con algunos aspectos de la empresa no significa que no necesiten tiempo para procesar la nueva información. Intenta no abrumarles con cursos de formación y presentaciones; en su lugar, puedes crear un programa de formación que les permita practicar lo que aprenden.

Pero tampoco lo hagas demasiado largo

Por ejemplo, si vuelves a contratar empleadxs, elimina toda la palabrería de tus presentaciones de incorporación y céntrate en las novedades. En caso de que tengas que trabajar a distancia debido a la COVID-19, no elabores una guía exhaustiva sobre el trabajo a distancia. Opta por cursos de formación breves con consejos útiles sobre la productividad del trabajo desde casa.

Empatiza

El reboarding consiste en formar a tus empleadxs y dotarlos de las habilidades y conocimientos necesarios. Pero esto va mucho más allá de marcar casillas. La necesidad de un reboarding es el resultado de un cambio y, aunque sea positivo (por ejemplo, la transición a un nuevo papel dentro de la empresa), el cambio suele provocar sentimientos de ansiedad o malestar. Por tanto, estate cerca de las personas y prepáralas tanto práctica como emocionalmente.

Las herramientas virtuales pueden apoyar el proceso

Cuando se trata de COVID-19, siempre se prefieren las herramientas digitales para la formación, ya que eliminan la necesidad de la presencia física. Sin embargo, además de eso, el software de formación en línea y los canales de comunicación virtuales permiten a lxs empleadxs que regresan obtener actualizaciones y respuestas rápidamente.

En conclusión, en vez de dedicar tiempo a repasar información que ya pueden conocen pero que podría necesitar un repaso, sería útil almacenar documentos en su intranet corporativa y crear vídeos y presentaciones breves y digeribles. De este modo, lxs empleadxs pueden revisar las guías y políticas de la empresa cuando les convenga, y prepararse para asumir sus nuevas tareas. Porque, ese es el objetivo final de la reincorporación de lxs empleadxs: prepararlos para el éxito y verlos prosperar en el lugar de trabajo (de nuevo).

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Atracción y retención de talento

  • White LinkedIn Icon