¿TRABAJÁIS BIEN EL ENGAGEMENT EN VUESTRA EMPRESA?

Actualizado: sep 22

Durante los últimos 20 años la sociedad ha comenzado percibir una mayor cantidad de problemáticas en su día a día. La población ha visto una gran cantidad de retos que anteriormente no les dábamos importancia. Estos desafíos sociales como pueden ser la sostenibilidad, la crisis climática, la crisis económica o incluso la crisis del Covid-19, son problemáticas que afectan a las empresas directamente, y a menudo nos hacen olvidarnos de la importancia de invertir en otros aspectos como las personas y su experiencia en las empresas.


Olvidarnos de invertir en la mejora de la experiencia puede tener una repercusión directa en la atracción y retención de talento y en la productividad de nuestrxs trabajadorxs. Sin embargo, es un momento donde invertir en el engagement de nuestrxs empleadxs a medio-largo plazo nos puede dar una diferenciación en el mercado laboral ayudandonos a mejorar la productividad dentro de las empresas, y a su vez la atracción y retención de talento en nuestra empresa.



¿Qué es el Employee Engagement?


Si sabes identificar lo que es un/a trabajador/a que muestra una mayor motivación, productividad e implicación en su puesto de trabajo y que además habla bien de su empresa, sabrás lo que es el Employee Engagement.


Esta es una de las mejores formas de explicar una de las características esenciales del Engagement en el lugar de trabajo. En definitiva es un estado emocional positivo del empleadx caracterizado por la energía, la implicación y la eficacia, pero más allá de su utilidad como estrategia para aumentar la competitividad de las organizaciones, son numerosos los beneficios que proporciona al trabajador.


¿Y como podemos trabajar el engagement?


1. Trabaja la confianza con lxs trabajadorxs


Los datos compartidos por Business2Community, de la firma EY, indican que menos de la mitad de lxs empleadxs confían en sus empleadorexs. Esto es un punto de dolor muy importante cuando hablamos del engagement, ya que a su vez genera un impacto directo en la productividad de las personas y en la marca de las empresas.


Con el fin de generar una mayor confianza con el/la propio empleadx, la honestidad, la comunicación y la transparencia son necesarios. Acciones como las siguientes son clave para mejorar esta experiencia en la empresa:

  1. Crea foros abiertos para que lxs trabajadorxs puedan realizar preguntas a los ejecutivos de mayor nivel.

  2. Haz partícipe a más personas en la toma de decisiones, por ejemplo, lleva a cabo encuestas o pregunta directamente por opiniones.

  3. Aclara de forma transparente el razonamiento detrás de toda gran decisión importante de la organización.

  4. Admite de forma pública los errores y fallos.

  5. No escondas secretos


2. Reconocimiento


“Las máquinas no tienen sentimientos, lxs empleadxs sí.”


Es verdad que un/a empleadx trabaja para percibir un sueldo, pero no todo debe quedarse ahí cuando se busca mejorar el engagement con el/la empleadx. Ten en cuenta que un/a trabajador/a puede cansarse del entorno laboral donde trabaja, y no solo por aumentarle el salario va a decidir quedarse en la empresa.


Es también una realidad que en una gran cantidad de casos las personas de las compañías no están dispuestas a compartir sus sentimientos con sus empleadores. Y si bien la confianza es importante, más decisivo es cuando un empleado no se siente escuchado y apreciado.


La falta de compromiso hacia la empresa y su trabajo, puede generar unos altos costes a la organización. Es por ello que para motivar a las personas de la organización es imprescindible reconocer tanto los logros como los esfuerzos de los mismos. Hacerlo no supone un gran esfuerzo y acciones como las siguientes pueden ayudar a mejorar esta experiencia que viven lxs empleadxs.

  1. Proporciona una retroalimentación positiva tras un trabajo bien hecho.

  2. Genera un espacio de convivencia con comidas o cenas.

  3. Escribe notas de agradecimiento personalizadas.

  4. Lleva tentempiés a la oficina.

  5. Implementa reconocimientos como “empleado del mes”


3. El desarrollo personal y profesional como base


Dentro de las plantillas existen trabajadorxs que pueden sentir que el tiempo les pasa muy lento debido a la facilidad de su trabajo. El propio aburrimiento que esta situación les genera puede llegar a agobiar y hace que lxs empleadxs se sientan inquietos y ansiosos por encontrar algo más retador y reconsideren constantemente sus opciones de seguir en la empresa.


Es por ello que es habitual que un/a trabajador/a que se siente retado dentro de la empresa tiende a estar más comprometido con la compañía y eso hace que mejore entre otras cosas, el Employee Engagement.


Inversiones en entrenamiento u oportunidades de coaching para los trabajadores pueden ser acciones que favorezcan a el/la empleadx. Asimismo, bien sea enviando a los empleados a conferencias, cursos relevantes y certificaciones, sumar este tipo de beneficios es algo muy positivo.


Ten en cuenta que al aprender más habilidades incrementa la productividad de lxs trabajadorxs. Y cuantas más personas mejor preparadas, el valor del conocimiento de la empresa aumenta. Además, lxs empleadxs que se forman juntos pueden mejorar sus relaciones laborales y sentirse más leales a la compañía.


4. Ayúdales a ser más autónomos


En cierta manera este punto de contacto tiene relación con la confianza. Cuanto más tratas de controlar a tus trabajadorxs, más notará la desconfianza hacia ellxs. Acepta que los errores son algo humano y que debes dar ocasión para el crecimiento si buscas desarrollar el employee engagement.


Aprender de ellxs prepara a los trabajadorxs para ser mejores, por lo que encuentra la forma de permitirles que tomen el control, por ejemplo, dándoles responsabilidad sobre un proyecto o tarea.


La independencia en la empresa es algo beneficioso, pues no debes autorizar absolutamente todo o especificar los detalles de cada cosa que deben hacer lxs empleadxs. Se trata de una acción que genera confianza dentro de la empresa y que puede motivar a lxs trabajadorxs a cumplir con las expectativas que se tiene sobre ellxs. Las personas que se sienten autónomas y apasionadas por su trabajo implican una ventaja importante para las organizaciones que puede generar mejores resultados.


Recuerda que el empoderar de esta forma a lxs empleadxs no significa que los debes ignorar o que debes negarte a guiarlos.


5. No dejes de lado otros beneficios


Ten en cuenta que para generar un buen Empoyee Engagement debes generar un espacio motivador y para ello debe existir la presencia de elementos motivadores.


Los factores más motivadores son aquellos que forman al lugar de trabajo, por ejemplo el reconocimiento, el sentido de alcance de objetivos y las oportunidades de desarrollo. La presencia de estos factores mejora la motivación sin duda.


Si se trata de que la plantilla se sienta satisfecha, considera que es importante contar con elementos adecuados en cuanto al salario, condiciones laborales y las políticas.


Entre los mejores pasos a seguir para conceder beneficios están las siguientes recomendaciones:

  1. Da libertad a lxs empleadxs para que puedan descansar además de los días de descanso que dicta la ley.

  2. Permite el teletrabajo

  3. Asegúrate de que los salarios sean competitivos.

  4. Planea viajes.

  5. Extiende beneficios como el permiso de paternidad o maternidad.

  6. Crea un programa de bienestar que incentive estilos de vida saludables entre lxs empleadxs.

En conclusión, son mayores los beneficios de invertir tiempo y dinero en la mejora del employee engagement, debido al impacto positivo que esto causa sobre el/la empleadx y también sobre la empresa, mejorando la productividad y la atracción y retención de talento debido a la buena experiencia que se vive dentro de la empresa e incentivando el Employer Branding.


16 vistas

Atracción y retención de talento

  • White LinkedIn Icon
  • Twitter Icono blanco

©2023 by Bilva. 

Diagnóstico

Diseño de soluciones

Implementación

Beneficios